El “hot money” inunda Brasil ( II )

Ayer vimos como Brasil es un país que necesita capital extranjero para financiar su crecimiento, dinero que no tienen problemas en conseguir, tanto en forma de inversión como de “hot money”. Hasta el punto de que éste está por encima de sus necesidades financieras, lo que provoca un aumento de las reservas del “Banco Central do Brasil”. Prosigamos, hoy tocan los “porqués”.

Brasil en bienes es competitiva, muestra de ello son las balanzas comerciales positivas a partir del año 2000 que vimos ayer. Seguramente tenga mucho que ver la gran riqueza de materias primas que poseen, eso es todo una garantía en este aspecto. ¿Podrían aprovecharlas mejor? Seguramente, pero no está detrás de los desequilibrios del país. No obstante, desde que el Real se está apreciando, las cuentas comerciales se resienten como vemos en la gráfica, detalle importante a tener en cuenta. Si en 2009 los números no fueron boyantes, en 2010 son peores.

China ha crecido como socio comercial hasta situarse en el primer puesto. Interesada muy probablemente en petróleo, recursos mineros u otras materias primas, que lideran el ranking de las exportaciones brasileñas. Por otra parte los bienes de equipo triunfan en las importaciones, normal en un país que quiere industrializarse.

Pero dejando estos importantes datos estratégicos, vayamos al análisis. ¿Qué ocurre en Brasil? Pues que a pesar de ser competitivos por sus materias primas, deben mejorar en su industrialización para serlo aún más, así como en la “balanza servicios”. No obstante esos son errores “típicos” y normales de alguien que emerge, lo que es un problema mayor es su balanza de rentas. La remuneración en dividendos por los capitales que entran hace que sea muy complicado tener números verdes en la cuenta corriente.

Hay más, el “hot money” es excesivo, a pesar de su crecimiento no necesitan tanto capital especulativo, con las inversiones a largo plazo les llega como podemos ver observando los numerosos aumentos de las reservas del Banco Central. Todo apunta a que sobra capital, así pagarían menos dividendos y se quedarían con el de mejor calidad. Claro que tomar medidas para que no entre sería tachado de proteccionista, y los fundamentales de la economía no ayudan, intereses por encima del 10% que tanto gustan a los inversores son necesarios para frenar la inflación.

SOLUCIONES

Es necesario potenciar el ahorro interno: de la Administración y sobre todo de los hogares. Si esto fuese posible ya no haría falta tanta financiación extranjera, y por otra parte los dividendos a inversores se quedarían dentro del país para generar más riqueza.

Frenar el “hot money”: es malo pagarle dividendos y además no hace falta tanto. ¿Qué ha hecho el gobierno? Ponerle un impuesto llamado IOF del 2% y del 6% para activos de renta fija (deuda). Se les ha llamado de todo a los brasileños y a su ministro de finanzas, pero díganme ¿no es absolutamente lógico intentar algo en este sentido?

Hay que mejorar la competitividad: mayores superávits comerciales y reducir el déficit de la balanza de servicios ayudarían mucho. Eso requiere tiempo y voluntad, así que no podemos esperar algo súbito. Aunque en el caso que nos ocupa hay otra forma, usar su exceso de reservas en reducir el tipo de cambio. Eso han hecho recibiendo nuevamente críticas por “intervencionistas”, personalmente creo que no es lo más eficiente, pero de ahí a criticar sin mirarse en el espejo como hacen muchos hay un trecho.

Si hacemos caso al estudio hecho por el FMI respecto a la “paradoja de Lucas” que comentaba el viernes pasado, seguramente en la resolución de estos problemas esté el futuro del país. El potencial es enorme, pero como decía el anuncio “la potencia sin control no sirve de nada”. Por eso espero que la batuta que dirige la orquesta tenga buena suerte.

Me despido con la última noticia de actualidad al respecto, palabras del Sr. Mantega, Ministro de Finanzas:

“The IMF would have to come up with a method to measure which currencies reflect the structural situation of their countries, which are floating currencies, and which ones are forcing their hand,” Mantega told O Globo newspaper in an interview.

Si alguien los acusa de manipular la divisa que lo demuestre, ellos no tienen problema en que se haga un estudio al respecto, pero eso sí, que se haga para todos. Lástima que los que están desnudos no querrán que baje la marea, Brasil no es uno de ellos.

Kike Vazquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s