Algunas Sicav locales engordan su patrimonio debido a su estrategia conservadora y el resto entra en crisis

Grupo Marina D’Or (Jesús Ger), Antalya (José Vicente Royo) y Salvia de Inversiones (Juan Antonio Sirvent) lideran las ganancias patrimoniales gracias a la diversificación estratégica de sus inversiones hacia la renta fija

-Las principales Sicav de los empresarios valencianos, al detalle

LUIS A. TORRALBA.

VALENCIA (VP). Las sociedades de inversión de capital variable (Sicav) de los empresarios de la Comunitat Valenciano comienzan a remontar el vuelo en cuanto a patrimonio se refiere, a la vista de los últimos datos públicos que figuran en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y que corresponden al tercer trimestre del año.

Si al cierre del primer semestre apenas eran media docena de ellas las que habían logrado aumentar su patrimonio, en esta ocasión son ya 16 de las más de 100 que este diario ha rastreado bajo dos premisas: por un lado, que el empresario/a en cuestión ocupe la presidencia y, por otro, que sólo se ha tomado una sociedad por empresario/a, puesto que varios son los que presiden más de una como Federico Serratosa Caturla, Antonio Nebot Pellicer y Andrés Ballester Ríos, entre otros.

La causa del aumento del patrimonio de estos vehículos de inversión para grandes patrimonios es la mejora -tímida eso sí- de los mercados financieros gracias a varios factores. Entre ellos destacan los buenos resultados empresariales del tercer trimestre, unos aceptables datos macroeconómicos, la recuperación de la economía alemana, el incremento de los programas de impulso monetario por parte de la Reserva Federal de EE UU y la elevada actividad corporativa en el ámbito de fusiones y adquisiciones.

Sin embargo, también conviene tener en cuenta que el aumento patrimonial puede deberse a la ‘auto’ compra de participaciones de la Sicav; al igual que cualquiera de estas sociedades puede reducir su capital en circulación -a través de reembolsos-, lo que condiciona el balance final hasta el punto que una Sicav puede perder patrimonio y aumentar su valor liquidativo, es decir, su valor en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Por ejemplo, Grupo Marina D’Or, presidida por el conocido empresario castellonense Jesús Ger, se ha erigido como la gran protagonista tras cerrar el tercer trimestre del año con el mayor avance patrimonial de todas. Dicha Sicav ha registrado un fuerte incremento de la operativa bursátil, un 59,3% más respecto al primer semestre; pero también el número de acciones en circulación se ha disparado considerablemente, al pasar de las 404.347 hasta 1.042.846. O lo que es lo mismo: una ‘auto’ compra de acciones de la Sicav.

Sin embargo, los títulos de dicha sociedad se han revalorizado en el MAB en los nueve primeros meses del año en un 3,75%, pese a su elevado componente bursátil y su estrecha vinculación al BBVA donde tiene compradas acciones, depósitos y bonos de la entidad bancaria y que sus inversiones en renta fija representan el 37%.

ALCESTIS (EDUARDO BAVIERA), LA QUE MÁS PATRIMONIO PIERDE

Tampoco le ha ido mal a Antalya, la Sicav presidida por el consejero del Banco de Valencia José Vicente Royo, dado que su patrimonio se ha incrementado en prácticamente un 45%, a pesar de contar con una cartera tremendamente conservadora donde más de la mitad de las inversiones está en renta fija, tanto corporativa como gubernamental. Cierto es que las inversiones en deuda están reportando beneficios este año. Sin embargo, el informe presentado al organismo supervisor no ofrece la rentabilidad de la sociedad.

El tercero del cajón es Salvia de Inversiones, presidida por el ‘turronero’ alicantino Juan Antonio Sirvent, cuya Sicav ha aumentado su patrimonio a un ritmo del 42,29% y, al igual que en el caso anterior, cimentada en sus inversiones en renta fija. Pero a diferencia de aquel, esta sociedad sí que presenta la rentabilidad acumulada de enero a septiembre del presente ejercicio, que es del 1,76%

En el otro lado de la balanza aparece Alcestis Investment, cuya presidencia recae en Eduardo Baviera Sabater -uno de los fundadores de Clínica Baviera junto a su hermano Julio-, que se ha dejado en el camino un 49,38% de patrimonio. Sin embargo, la rentabilidad anual acumulada es de un -0,31%, mientras la sociedad se ha deshecho de toda su participación en valores no sólo de la bolsa española sino de otras bolsas internacionales, así como de varias inversiones en instituciones colectivas -principalmente depósitos bancarios-. Todo ello mientras ha incrementado su peso en valores de la deuda española.

Tras la fuerte pérdida patrimonial de Alcestis Investment figuran dos de las Sicav más conocidas en la Comunitat Valenciana: North Cape y East Star, que están presididas por los hermanos Juan y Vicente Lladró Dolz, cuyos recortes patrimoniales han sido de un 41,42% y un 28,21% respectivamente. Las necesidades de liquidez por las que atraviesa la celebérrima firma valenciana están detrás de la pérdida patrimonial, que se ha gestado mediante la reducción del número de acciones en circulación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s