CURSO DE BOLSA: PRIMERAS NOCIONES

CURSO DE BOLSA

Calls, puts, tendencias, nasdaq, sp500, soportes, resistencias…. son términos que a muchos les suena a chino ya sea porque es la primera vez que lo leen o escuchan o bien porque están empezando y se lían mucho que no recuerdan lo que era cada término. Es súper importante saber de lo que hablamos y qué papel desempeña cada uno. Pues bien, a partir de ahora no será problema ya que aquí tendréis entradas explicando todo el entresijo de la bolsa y respondiendo a las preguntas que tengáis. Pero antes de nada, empecemos por el principio.

Qué es la bolsa de valores?

La bolsa de valores es un mercado en el cual participan las empresas de un país o región determinada y ponen a la venta del público sus acciones de modo que la gente común pueda convertirse en socia de ellas.

Cuando una empresa entra en bolsa no es porque tiene mucho dinero y decide entrar en el mercado. Una empresa lo hace para poder ampliar el capital vendiendo parte de la empresa en forma de acciones, las cuales compramos y se reparten dividendos cada x tiempo.

La bolsa de valores, que también es conocida con el nombre de mercado bursátil permite a las personas crear un negocio con poco capital. Cualquier persona puede invertir si sabe sumar, leer, multiplicar y dividir.. y si es mayor de edad.

Una persona gana dinero cuando compra acciones a un precio X y tiempo después el valor de las mismas se ha incrementado en algún porcentaje. En este momento podría vender las acciones para recoger la utilidad obtenida. En algunos mercados de valores también se pueden obtener ganancias cuando incluso las acciones pierden valor.

Algunas personas hablan de la bolsa de valores como gran casino. Realmente esto es un mito y la fama que se le ha dado a la bolsa es porque la mayoría de la gente cuando ha realizado sus inversiones espera volverse rica de la noche a la mañana y deben ver la bolsa desde otra perspectiva. La bolsa de valores debe verse como un negocio, y si alguien nunca ha montado un negocio debe saber por lógica que el inicio de uno requiere algo de planeación, un método para llegar al éxito, capital, y una mentalidad adecuada para echar fuera el negativismo.

Para cotizar sus valores en la Bolsa, las empresas primero deben hacer públicos sus estados financieros, puesto que a través de ellos se pueden determinar los indicadores que permiten saber la situación financiera de las compañías. Las bolsas de valores son reguladas, supervisadas y controladas por los Estados nacionales, aunque la gran mayoría de ellas fueron fundadas en fechas anteriores a la creación de los organismos supervisores oficiales.

Según Eduardo Riveroll, la Bolsa tiene dos mecanismos: “uno donde las empresas piden prestado y el otro donde las empresas buscan socios”.

Claro, la gente se pregunta, quien puede participar en la bolsa? La respuesta es, cualquier persona. Eso sí, esta persona debe estar consciente del riesgo, ya que de ninguna manera se le garantiza una ganancia o el pago de las deudas que la empresa genere.

Pero…¿qué hace que un valor suba o baje?. Hay demasiados factores que influyen en la trayectoria de un valor como para mencionarlos todos, sobre todo porque hay algunos lo suficientemente subjetivos como para ser imprevisibles.

Es por ello que haremos referencia a datos que de forma más o menos objetiva influyen directamente en ese comportamiento.

1) Los Tipos de Interés

Los tipos de interés influyen en la evolución del precio de los activos financieros, y en concreto de las acciones, debido a tres motivos fundamentales:

1- Valor presente de los flujos futuros.

Un movimiento en los tipos de interés influye en el valor actual de los flujos futuros que estamos descontando para un determinado valor, ya que si los tipos de interés suben, los beneficios estimados para cualquier compañía en el futuro valen menos a día de hoy (suponiendo constantes los beneficios), mientras que si se produce una bajada en los tipos de interés, el efecto es el contrario y los flujos futuros de una compañía tienen más valor a día de hoy.

En la medida que los tipos de interés suban, será necesario contar con un menor capital inicial para conseguir un importe futuro determinado, mientras que la inversa también es válida, ya que el capital inicial estará menos retribuido, por lo que se necesitará más principal para la obtención del mismo montante, o lo que es lo mismo, los precios de los activos financieros subirán.

2- Alternativas de inversión.

Como ya hemos comentado, los tipos de interés no son más que la retribución del dinero, de la liquidez, por lo que siempre habrá que compararlos con las alternativas de inversión que hagan más o menos atractiva la inversión en renta variable.

Así, si los tipos de interés son elevados, la inversión en Bolsa (en acciones) pierde atractivo, ya que la rentabilidad exigida a la Bolsa aumenta y deberá ser, al menos, el tipo de interés sin riesgo más una prima de riesgo que de alguna manera compense la menor seguridad de beneficio que se tiene en la inversión en renta variable.

La argumentación contraria también es absolutamente cierta. En la medida en que los tipos de interés estén bajos, la inversión en Bolsa se verá beneficiada porque será más fácil batir a la rentabilidad de los activos sin riesgo. Si, por ejemplo, tenemos unos tipos de interés en el plazo de un año en el entorno del 3% (circunstancia que ocurrió en España en gran parte del año 99), es claro que batir esa rentabilidad en el plazo de un año no ha de resultar especialmente complicado. No hay que olvidar que cualquier día de Bolsa, incluso aquellos que se consideran malos de verdad (caídas superiores al 2%), muchos valores presentan revalorizaciones diarias superiores al umbral anteriormente mencionado.

3- Resultados empresariales.

La influencia de los tipos de interés en los beneficios empresariales es clara y directa en lo que se refiere a la menor carga financiera asociada a los mismos como consecuencia de los menores tipos de interés y es algo más relativa en lo que respecta a las posibilidades de expansión de una compañía que le proporcionan los bajos costes de financiación.

En este sentido sin embargo hay que apuntar que no todas las empresas tienen deuda neta (hay algunas que tienen posición de tesorería neta como es el caso de FCC o Aldeasa), aunque bien es cierto que contar con algo de endeudamiento es la posición más lógica y usual en el conjunto de las empresas españolas; por lo tanto, no todas las empresas presentan el mismo grado de sensibilidad a un movimiento de los tipos de interés.

Precisamente el ratio de endeudamiento (principal indicador del apalancamiento financiero de la empresa y que normalmente viene definido como la relación entre los recursos propios y los recursos ajenos de una compañía) será el indicador más claro de la sensibilidad de los beneficios de una empresa a un movimiento de los tipos de interés.

Por otro lado, con unos tipos de interés bajos se fomenta la inversión empresarial (lo mismo que ocurre con la inversión privada) y puede favorecer los procesos de expansión de las compañías.

No obstante, es importante puntualizar que los procesos de expansión motivados por mayores inversiones no tienen porqué suponer un aumento de los beneficios empresariales; es claro que dependerá en mucha mayor medida del destino que se le dé a esos fondos que al mero hecho de realizar políticas de crecimiento. Así, las políticas de crecimiento pueden ser muy favorecedoras de un aumento en los resultados empresariales (si se ha invertido bien) pero también pueden provocar una dilución en los beneficios por acción y, en consecuencia, de valor para el accionista, al menos en los primeros años siguientes a la inversión.

Ampliando los conceptos anteriormente comentados resultan las siguientes proposiciones:

1) A) TIPOS DE INTERÉS

¿Qué opciones tiene un ahorrador a la hora de invertir su dinero?

Simplificando mucho, las alternativas son dos:

Renta Fija o Renta Variable.

El nivel de tipos de interés decidirá en gran parte al inversor. Si los tipos de interés son demasiado bajos, no interesará estar invertido en unos activos cuyo retorno será demasiado pobre, con lo que en consecuencia se producirá una corriente de fondos desde los activos de renta fija a los de renta variable. Esa poca rentabilidad hará que la aversión al mayor riesgo que implica la inversión en bolsa disminuya. Lo contrario ocurre con tipos de interés altos.

Pero esto en teoría es al principio, porque si la rentabilidad en bolsa es equivalente a la rentabilidad libre de riesgo más una prima de riesgo, y baja esa rentabilidad libre de riesgo, con una misma prima la rentabilidad de la renta variable debería disminuir.

Por otro lado los tipos de interés deberían jugar un papel importante en los balances de las empresas, porque con tipos altos, tal como hemos comentado anteriormente, el coste de su deuda aumenta y al revés.

Por tanto, por ejemplo en sectores como el eléctrico, históricamente muy endeudados, las bajadas de tipos les favorecen al tener que pagar menos intereses y por lo tanto su valor en bolsa aumenta.

Pero esto es en el momento actual, porque los niveles de tipos de interés pueden cambiar. Habrá pues que posicionar las inversiones en función de las expectativas de tipos de interés que prevemos para el futuro.

Vamos a utilizar un modelo de valoración bursátil muy en boga, el Earnings Yield Gap (EYG) basado en la comparación de la rentabilidad de los beneficios empresariales con la rentabilidad de la renta fija a largo plazo. Para averiguar la rentabilidad empresarial podemos optar por dos vías:

a) Mediante su cálculo agregado.

b) Tomando la inversa del PER (Price Earning Ratio).

Para la rentabilidad de la renta fija escogemos la del bono a 10 años.

Este ratio nos viene a decir si el mercado está bien valorado en función de las expectativas de mercado.

La prima de Riesgo

El EYG es una forma de valorar esa prima de riesgo, la otra más utilizada es la famosa fórmula de Gordon- Shaphiro:

dividendo

Precio =

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s