Los fondos exigen tomar el control para invertir en las cajas de ahorros

“El Gobierno debe de estar loco si cree que los inversores internacionales vamos a comprar participaciones de un 5% o un 10% en un SIP [o fusión fría]”, aseguran desde uno de los principales fondos distressed u oportunistas a nivel internacional.

Los gestores extranjeros han recibido con cierto escepticismo las reformas anunciadas el pasado lunes por el Gobierno. Creen que la cifra estimada por Economía para recapitalizar al sector financiero, 20.000 millones de euros, será insuficiente.

Los fondos internacionales son uno de los principales actores a los que pueden acudir las entidades españolas con necesidad de elevar su capital hasta el 8% marcado por el Gobierno si no quieren ser nacionalizadas. Por ello, estos fondos parecen dispuestos a aprovechar la situación para lograr unas mejores condiciones de negociación. Entre estos inversores, destacan cuatro grupos:

1.- Fondos oportunistas: Los expertos aseguran que cada vez hay más fondos oportunistas desembarcando en el mercado español con interés en comprar activos de bancos y cajas. El directivo de una de estas firmas explica que ni su gestora ni sus competidores invertirán en el sector financiero español a no ser que “puedan tomar el control o se trate de ventas de activos con un gran descuento”. Muchos inversores internacionales no están dispuestos a traer su capital a España hasta que se clarifique si el Gobierno entra finalmente en el capital de entidades financieras, en otoño, y hasta que sea patente que están saneadas.

“Hay fondos internacionales con liquidez para recapitalizar el sistema financiero español e interés por este mercado, pero estas operaciones todavía dependen de que las entidades se pongan de acuerdo en el precio, que al contrario de lo que aseguran en muchas ocasiones no es tan ventajoso con nosotros”, asegura Paloma Cabello, socia de Sujet Mutin Partners, firma que ha asesorado a grandes gestoras como Carval. Entre los posibles inversores figuran grandes firmas internacionales como Carval, Varde, Fortress, Cerberus, Apollo –que acaba de montar su equipo en España bajo la marca Lapithus–, TPG, Macquarie, Och-Ziff, Lone Star y Patron.

En el lado contrario, el de los vendedores, cajas y bancos extranjeros son los que han tomado de momento ventaja a la hora de vender determinados activos, como la deuda morosa. De esta forma, Cajasol ultima negociaciones para vender Credifimo, su plataforma de gestión de cobros, tal y como adelantó este diario. Santander ha cerrado recientemente la venta de parte de su firma de gestión de deuda morosa, Reintegra, incluida parte de los créditos fallidos del banco.

“Hay fondos internacionales con liquidez para recapitalizar el sistema financiero español e interés por este mercado, pero estas operaciones todavía dependen de que las entidades se pongan de acuerdo en el precio, que al contrario de lo que aseguran en muchas ocasiones no es tan ventajoso con nosotros”, asegura Paloma Cabello, socia de Sujet Mutin Partners, firma que ha asesorado a grandes gestoras como Carval. Entre los posibles inversores figuran grandes firmas internacionales como Carval, Varde, Fortress, Cerberus, Apollo –que acaba de montar su equipo en España bajo la marca Lapithus–, TPG, Macquarie, Och-Ziff, Lone Star y Patron.

En el lado contrario, el de los vendedores, cajas y bancos extranjeros son los que han tomado de momento ventaja a la hora de vender determinados activos, como la deuda morosa. De esta forma, Cajasol ultima negociaciones para vender Credifimo, su plataforma de gestión de cobros, tal y como adelantó este diario. Santander ha cerrado recientemente la venta de parte de su firma de gestión de deuda morosa, Reintegra, incluida parte de los créditos fallidos del banco.

2.- Capital riesgo: Otros de los posibles interesados son los fondos de capital riesgo, tal y como ha mostrado la gestora JC Flowers al interesarse por Banca Cívica, aunque el acuerdo no ha llegado de momento a buen puerto.
Aun así, desde el sector creen difícil que puedan llegar nuevos fondos como éste. “Lo veo complicado. El intento de JC Flowers de participar en Banca Cívica no ha sido muy fructífero al verse afectado por el proceso de fusiones con mas entidades. Ademas, varios fondos han perdido dinero invirtiendo en instituciones financieras en USA ( TPG en Wachovia) y JC Flowers en Hypo Real Estate”, asegura Ignacio Sarría, director general de Arcano Capital.

3.- Institucionales: Otras de las opciones para que las entidades españolas capten capital son los inversores institucionales (aseguradoras, fondos de pensiones, etcétera). También estarían interesados los bancos extranjeros con planes de aterrizar en España.

4.- Particulares: Los expertos ven posible que las entidades capten dinero del particular a través de posibles salidas a bolsa que pudieran resultar atractivas a los inversores. De cara a los clientes de banca privada, resulta improbable a no ser que se trate de grandes fortunas con algún interés especial en recapitalizar la caja o banco de su región.

“Creo que colocar entre inversores particulares el capital de las cajas sería aceptable si existe una total transparencia en la composición de su activo y las valoraciones son razonables, ambos elementos que por ahora veo difícil de cumplir. Veo más razonable su colocación entre institucionales y la búsqueda de socios financieros extranjeros”, explica Guillermo Santos, director y máximo responsable de estrategia de Icapital.

Los clientes de banca privada se decantan por oficinas bancarias
Los asesores de banca privada descartan por el momento que sus grandes clientes entren el accionariado de las cajas de ahorros aprovechando la necesidad de capital que tienen las entidades. Por lo menos hasta que se clarifique el futuro de los diferentes bancos y cajas y haya mejores perspectivas de negocio. Por el contrario, los grandes inversores privados españoles están volviendo a apostar por inmuebles de las entidades españolas.

El mayor ejemplo de ello es Amancio Ortega, que ultima la compra de un paquete de oficinas y edificios emblemáticos de BBVA por unos 100 millones de euros. Junto al banco, muchas otras entidades como Banco Sabadell y Banco Popular, entre otras, han seguido su ejemplo y venden sucursales a sus clientes con un contrato de sale & lease back (la entidad se queda como inquilino del inmueble con un contrato de permanencia fijo), de forma que el cliente se asegura una buena rentabilidad por el alquiler.

ALBERTO ALONSO REGALADO

VALIA INVEST FAMILY OFFICE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s