¿Qué pasa con Criteria?

El nuevo día ha traído algo más que un nuevo amanecer. La sesión se levantaba con una sorprendente noticia. La CNMV ha suspendido de cotización a Criteria Caixa Corp. Tras todo el día de especulaciones y rumorología, finalmente se ha conocido la noticia. Criteria Caixa Corp se convierte en CaixaBank. La operación se ha convertido en un canje de activos.

La Caixa deja de existir como caja de ahorros y pasa a convertirse en un holding empresarial, equivalente a lo que era anteriormente Criteria. La Caixa pasará a controlar el 81% de CaixaBank (la anterior Criteria) y el 100% de una nueva entidad holding no cotizada que tendrá la actividad inmobiliaria de La Caixa (Servihabitat, Metrovacesa y Colonial) y el resto de cartera industrial (Gas Natural, Abertis, AGBAR, Port Aventura y Mediterránea).

Por su parte Criteria canjea la cartera industrial por el negocio bancario de La Caixa que, evidentemente, incluye la cartera de deuda. Criteria, por lo tanto, pasará a ser un banco nacional, compuesto del negocio íntegro de La Caixa (oficinas, clientes, empleados,…); las aseguradoras (Vidacaixa, Adeslas, CaixaVida); los bancos internacionales (Erste Bank, Inbursa, BEA, BPI, Boursorama) y las participaciones de Telefónica y Repsol.

Lo que nos interesa. ¿Qué pasa con los accionistas de Criteria?

Pues ya veremos, tan pronto vuelva a cotizar Criteria; pero a priori, parece una mala noticia. El atractivo de Criteria, sin lugar a dudas, la composición de una cartera diversificada con un buen dividendo, ha dejado de existir del día a la mañana. La estrategia de La Caixa de colocar sus participadas antes de la crisis, entre los pequeños ahorradores, le sirvió para obtener la liquidez necesaria como para poder sobrevivir. Han pasado poco más de 3 años y ahora La Caixa roba la cartera industrial de Criteria y coloca a los pequeños ahorradores el negocio bancario, que ya sabemos como está. La conducta de La Caixa no nos parece adecuada, puesto que no ha tenido en cuenta a los accionistas de la compañía procediendo a un giro estratégico que únicamente beneficia al grupo. Hablando claro, La Caixa se desprendió de parte de sus participadas en los máximos del mercado, creando un holding (Criteria) que le permitió mantener los puestos en los consejos de administración de sus participadas. Ahora, dejan para los maltrechos accionistas, la parte del negocio que está sumida en una de las peores crisis que jamás se recuerdan. A pesar de que La Caixa es un buen negocio, no podemos descartar que sigan jugando con los accionistas a su antojo, en función de los intereses de la matriz. Suba o baje la compañía en bolsa, la noticia no nos gusta.

Veremos qué valoración hace el mercado del negocio financiero de CaixaBank, pero que quede claro, ahora los accionistas de La Caixa pasan a ser accionistas de un banco, con un core capital del 8% sujeto a mayores exigencias de capital y de un sector que cotiza en mínimos históricos. Veremos qué sucede mañana.

Marc Ribes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s