Un caso de éxito: convierte tu piso en una empresa que vale 5,6 millones de euros

El equipo de Openfinance

“Vendí mi piso de Chueca por 240.000 euros para poder montar mi empresa sin estar pendiente de la hipoteca. Después de ocho años de duro trabajo salvando cientos de barreras para poder salir adelante he vendido el 62% de la compañía por 3,5 millones de euros”.

Y es que Salvador Mas, recientemente miembro de BAKEDRICE es uno de los españoles que decidió emprender cuando esa palabra apenas formaba parte del vocabulario de la calle. Llegó a montar su empresa “casi por descarte” después de haberse embarcado en el lanzamiento de un portal económico y haber desarrollado un software para una empresa bancaria con su socio Gonzalo de la Peña. Sin embargo, el ritmo pausado del trabajo por cuenta ajena les llevó a crear en 2002 una consultoría dirigida a la banca privada que luego desembocó en el desarrollo de varias aplicaciones que actualmente utilizan más de 60 cajas y bancos españoles bajo el nombre de Openfinance.

Montó su empresa sin tener que recurrir a financiación bancaria. Sólo le bastó con la experiencia, la ilusión y un dinero que consiguió gracias a la venta del piso que tenía en el madrileño barrio de Chueca. Una decisión que le cambiaría la vida: “La vivienda me encantaba, pero quería emprender. Pensé que la carga de mi vida debería ser mi negocio, no mi piso, así que lo puse en venta, cancelé la hipoteca, me fui a vivir de alquiler con mi mujer que por aquel entonces estaba embarazada e invertí parte del capital en montar mi empresa".

Durante los dos primeros años "sobrevivieron" realizando labores de consultoría para entidades financieras y con los primeros beneficios comenzaron a formar un equipo de programadores informáticos que desarrollarían varias aplicaciones de gestión que posteriormente venderían a bancos y cajas de toda España. Meses después, la inyección de 500.000 euros por parte de un business angel, les permitió hacer su herramienta más robusta y que la cartera de clientes comenzase a engordar.

En un mundo marcado por las multinacionales, el principal obstáculo que tuvieron que salvar fue el de convencer a las entidades financieras para que apostasen por su empresa y no por las "vacas sagradas" de la consultoría informática: "Nuestros principales competidores eran grandes compañías como Indra o Accenture. Sin embargo, fueron nuestros primeros clientes los que nos permitieron despegar. Gracias al apoyo de Caja Canarias y Caja Murcia empezamos a hacer un trabajo de apostolado que nos ha llevado al punto en el que nos encontramos. Por suerte, hoy en día la marca no es tan importante como la confianza en las personas que están detrás de un producto, como Steve Jobs y Apple".

Su cartera de clientes la componen entidades financieras como Bancaja, Bankinter, IberCaja o BNP Paribas. El software de Openfinance se encuentra presente en todas las fusiones de Cajas en España y empieza a tener una fuerte presencia internacional. Actualmente la empresa la integran 35 personas y factura tres millones de euros anuales.

Cuando tu empresa vale 5,6 millones de euros

Después de muchos años de trabajo, consiguieron poner en marcha su estrategia de salida. Entraron en contacto con Infobolsa que por aquel entonces era uno de sus proveedores de servicios. Sembraron una buena relación personal entre directivos de la entidad participada por BME y Deutsche Boerse y acabaron por encontrar sinergias entre las dos empresas: "Llega un momento en que las compañías que se dedican al mundo de las finanzas tiene que aportar un valor añadido para diferenciarse de la competencia y en este sentido Infobolsa y Openfinance hacen una buena pareja".

La operación de compra del 62% de la compañía de Salvador Mas se ha cerrado en los 3,5 millones de euros, lo que valora Openfinance en los 5,6 millones de euros. Sus planes de futuro pasan por potenciar la expansión internacional del sofware y mejorar el trato con el cliente: "Ahora tenemos un socio fuerte para poder salir fuera. BME tiene una fuerte presencia en Latinoamérica, y Deutsche Boerse nos abrirá muchas puertas en Alemania".

Salvador Mas seguirá siendo el director general de la compañía ya que tanto él como su socio mantienen un 38% del accionariado: "Ha sido una salida parcial porque nosotros seguimos muy vinculados al proyecto. Si la empresa sigue funcionando bien, seguiremos ganando".

Ocho años después de haberse embarcado en la aventura de emprender, ahora echa la vista atrás y recuerda las dificultades que ha tenido que superar durante estos años: “He vivido momentos muy duros. Muchas veces me pregunté que por qué había abandonado mi puesto de trabajo cuando estaba en el banco. Pero al final te das cuenta de que lo de emprender te compensa, aunque te salga mal. Creo que es una cosa que todos deberían probar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s