La primera incubadora de empresas sociales parte en Valencia con diez emprendedores

ESTHER G. CORONADO.HOYLa empresa ayuda a la creación de start-ups que resuelvan problemas sociales o medioambientales mediante modelos de negocio tradicionales

"La solución a la crisis empieza desde abajo". Al menos, ese es el objetivo deS ocialNest, primera incubadora de empresas sociales en España, con base en Valencia. Se trata de un centro innovador en donde emprendedores, profesionales, estudiantes, y todas aquellas personas "con inquietud de mejorar el mundo" encuentran un ecosistema de apoyo, estímulo, formación y oportunidades para hacer negocio mediante empresas que solucionen problemas sociales.

La incubadora parte con diez empresas "cuyo objetivo principal es resolver problemas sociales y mediombientales", según explica Margarita Albors, fundadora de SocialNest a Valenciaplaza.com. Los proyectos emprendedores que acoge resuelven problemas como las ayudas a mayores, cuidado de niños hospitalizados o proyectos de crecimiento en países en vías de desarrollo. Todo ello, desde modelos de negocio que responden a sociedades limitadas o cooperativas.

La empresa social es un campo muy poco explorado en España pero ya desarrollado en otros países como Reino Unido o India, con quienes la incubadora valenciana estudia establecer acuerdos. Es un tipo de negocio en el que prima "el impacto social por encima de maximizar beneficios", detalla Albors. Pese a ser la primera incubadora de emprendedores sociales en España, este tipo de empresas son más numerosas en Madrid y Barcelona, y la misma fundadora reconoce que puede que al empresariado valenciano "le cueste un poco aceptar este tipo de negocio, sin embargo, no es difícil convencerles para que colaboren en solucionar los problemas que tenemos puesto que todos queremos una sociedad mejor, además, no deja de ser atractivo porque son modelos de empresa económicamente sostenibles".

Ejemplo de ello, cita Albors, es el auge de la responsabilidad social corporativa (RSC) en las grandes empresas. Por ello, SocialNest se encuentra ahora en tratos con distintas entidades valencianas para que entren en el negocio social mediante la gestión de la RSC en sus compañías.

El programa de la incubadora comprende talleres sobre emprendimiento y gestión de empresas, mentores para orientar durante el proceso de creación de la empresa, charlas por parte de emprendedores sobre su experiencia emprendedora, organización de eventos donde podrás dar visibilidad a tu proyecto, contactos con personas del sector y ayuda en la búsqueda de financiación. "Queremos actuar, como si fuéramos un hub o nodo, en cuyo centro está son los emprendedores y su proyectos, pero en el que, a la vez, hay muchos agentes colaborando", afirma Albors a este diario.

La incubadora tratará de "involucrar a la comunidad en el emprendimiento social y fomentar la participación ciudadana". Para ello, captarán el talento de emprendedores, estudiantes de universidad e investigadores que estén motivados por la misión social de las mismas, haga posible la creación de empresas que persigan la mejora social, "usando conceptos y herramientas de eficacia probada en la gestión de empresas tradicionales".

Las empresas de la incubadora no están exentas del problema de financiación que, sin embargo, no ha sido el mayor impedimento inicial puesto que SocialNest ha contado con el apoyo económico de "un particular valenciano anónimo desinteresado", una ayuda poco común.

"Creemos que las empresas sociales tienen un gran potencial de impacto social, canalizando las energías de multitud de personas y emprendedores comprometidos con un progreso solidario y sostenible, y que la utilización de los métodos de gestión empresarial que han demostrado su eficacia en otros ámbitos puede ayudarles a la consecución de su misión social", añade.

Socialnest nació tras la experiencia que Margarita Albors, vivió mientras estudiaba un máster en la universidad de Harvard, en Estados Unidos. Después de estudiar ingeniería industrial en la Universidad Politécnica de Valencia, trabajo dos en la sede de Inglaterra la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline. Pero fue su experiencia en la empresa social sin ánimo de lucro, Women’s Initiative, en Silicon Valley California la que inspiró el modelo de empresa social que importó a Valencia. La compañía ayudaba a mujeres inmigrantes y de bajo poder adquisitivo -en peligro de exclusión social- a que emprendiesen su propia microempresa. "Me planteé entonces de qué forma podría contribuir en la mejora de nuestra sociedad"- continúa Margarita Albors- "y por ello decidí volver a España para crear Socialnest. La primera oficina la he abierto en Valencia, mi ciudad natal".

APADRINE UNASTART-UP

SocialNest proporciona medios a los emprendedores que se inscriban en su programa de formación y emprendimiento social. Ya esta desplegando una comunidad alrededor de los emprendedores sociales con el objetivo básico de que las personas que arrancan un emprendimiento social no estén ni se sientan solas, tengan posibilidad de colaborar entre sí y, además, cuando sus empresa salgan adelante, sigan vinculados para que puedan, a su vez, ayudar a otro emprendedores sociales que estén comenzando su andadura. Colaborar, cooperar y compartir ideas, conocimientos y experiencias forma parte del funcionamiento de la incubadora social. La incubadora está abierta a compartir a escala global las mejores practicas mediante sistemas de franquiciado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s