AMANCIO ORTEGA, DEL TEXTIL AL INMOBILIARIO

Amancio Ortega, fundador y primer accionista de Inditex, descubrió las ventajas de invertir en el mercado inmobiliario en los años del boom y, a pesar de algunos tropiezos, con Astroc y Restaura, parece haber llegado a la conclusión de que hay que aprovechar el momento actual para adquirir edificios prime, allá donde se encuentren, actuando con su sociedad Ponteagueda.

Su última adquisición ha sido una manzana entera de edificios desde el número 197 al 213 en la calle más comercial, Oxford Street, por 250 millones, que viene a incrementar la parte de su cartera inmobiliaria ubicada en Londres, compuesta por Abacus House y el número 100 de Wood Street, por 206 millones, este último diseñado por Norman Foster. Amancio Ortega se ha posicionado en el exterior con edificios prime, en los últimos años y según algunas fuentes, conocedoras del negocio, obtiene unas rentas de lquiler al año que superan los 36 millones de euros.

El empresario gallego está aprovechando la caída de los precios de los activos inmobiliarios bien situados, como consecuencia de que bancos y empresas han puesto en el mercado un número importante de activos en las principales ciudades del mundo. 


En los últimos años, Ortega ha realizado, en España, importantes operaciones de sale & leaseback, en las que el vendedor, generalmente un banco o caja de ahorros se queda como inquilino durante un plazo de 25 a 40 años. Bajo esta fórmula, Ortega protagonizó la mayor operación a finales del 2007 con la compra de 10 edificios al Banco Santander por 485 millones, que vino seguida por la adquisición de 40 edificios de Caixa Galicia y cinco locales del Sabadell.


El empresario gallego comenzó su actividad inmobiliaria una vez transformó en dinero las acciones de una parte de sus acciones de Inditex con su salida a bolsa y comenzó su actividad comprando cuatro hoteles a NH. Desde entonces, ha ido aumentando su cartera inmobiliaria con edificios de oficinas, locales comerciales y hoteles en los principales ejes de Madrid, Barcelona y A Coruña.

En extranjero sus inmuebles se localizan en Portugal, Francia, Berlín, Estados Unidos, México, Reino Unido e Italia. Su mayor apuesta ha sido en EE UU, donde entre 2007 y 2009 invirtió más de 700 millones en edificios emblemáticos de Boston, Miami y Manhattan. Cabe destacar el rascacielos en la calle 59 de Nueva York, el hotel de lujo Epic en Miami, la sede de Bacardí en Miami, el centro comercial en la Milla de Oro de Chicago , una galería comercial en San Francisco , la sede del Banco de Atlanta en Washington y la sede de James Campell en Boston.

En Francia concentra sus inmuebles en París, donde entró de la mano de Restaura y en Berlín comparte sus inversiones con Banif. También en México entró con un socio local para la construcción del mayor rascacielos de Iberoamérica. Portugal fue de sus primeras conquistas con hoteles y centros comerciales en Lisboa e Italia de las ultimas con un edificio de oficinas en el centro de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s