“No vemos una vuelta a la recesión”

El director de Gestión de Unicorp Patrimonio (Unicaja) tiene claro que se rescatará a Grecia

-¿Cómo se ve el patio bursátil desde Unicaja?
-Bastante movido tras las últimas incertidumbres que se pueden resumir en dos claves. Los últimos datos macroconómicos norteamericanos que nos avisan de un menor crecimiento del esperado a principios de año; y, en segundo lugar y que nos afecta más directamente, el alargamiento de la resolución del segundo rescate a Grecia. Como la mayoría de las ocasiones, el mercado descuenta el peor de los escenarios. Así, la rentabilidad de los bonos a 10 años españoles se ha disparado a máximos de los últimos 10 años y los diferenciales frente al bono alemán también en máximos anuales. Con esta alta prima de riesgo es complicado ser optimistas respecto a la bolsa española en particular. No obstante, siendo racionales, vemos que no es razonable que los seguros de impago de nuestra deuda (CDS) estén cotizando a niveles similares a los de Vietnam y Líbano, y superiores a paises como Lituania (BBB), Polonia (A-), Turquía (BB) y Kazakstán que ni siquiera tiene calificación crediticia. Sin duda, el pesimismo y los miedos generan oportunidades de compra. Finalmente habrá rescate de Grecia por la implicaciones negativas que tendría lo contrario, mientras que los datos macro americanos apuntan a un menor crecimiento, pero creemos que es demasiado pronto para pensar que indican una vuelta a la recesión que es lo que pueden estar descontando los mercados.

-¿Cómo ve a los gráficos bursátiles desde el punto de vista técnico?
-Tenemos a los índices de los mercados que están saliendo bien de la crisis (Alemania, Estados Unidos y países emergentes) justo en la directriz alcista iniciada en marzo de 2009. En cuanto a los países con menos visibilidad en la salida de la crisis, tampoco hay nada nuevo, ya que siguen cotizando dentro de un amplio lateral. Ahí están los casos del Ibex 35, que se mueve entre los 9.800 y 10.200 puntos, o del Euro Stoxx50, que lo hace entre los 2.600 y 3.000 puntos. Curiosamente la semana pasada todos estuvieron en soporte, por lo que es una clara zona de compra de activos de riesgo. Muy especialmente si tenemos en cuenta que los activos refugio (bonos alemanes y americanos) ofrecen una rentabilidad en mínimos anuales. En las próximas sesiones se despejarán las principales dudas con la cumbre europea del 19 y 20 de junio, además de la reunión de la Reserva Federal de EE UU en la que se espera un anuncio de un nuevo plan de estímulos ante los débiles datos macro. Si las noticias son positivas, estaremos en condiciones de pensar que los recortes de las últimas semanas son un mero recorte dentro de la tendencia alcista. Por el contrario, perder los soportes claves (1.250 del S&P500 y 6.900-7.000 del DAX) nos haría pensar que es momento de reducir riesgos en la cartera.

-¿Qué catalizadores deberían insuflar optimismo a la renta variable española?
-Básicamente he respondido en la primera respuesta. Las autoridades han de ser conscientes del riesgo para el sistema de dejar que haya un default de la deuda griega. Creo que no se trata tanto de analizar los diferenciales del bono español frente al alemán, sino la rentabilidad propiamente dicha del bono español.

Como se puede observar en este gráfico, las rentabilidades de nuestros bonos a 10 años se están moviendo desde final de veran pasado en un canal ligeramente alcista entre el 5,25% y el 5,70%.

Lo verdaderamente positivo para nuestra prima de riesgo es ver que la rentabilidad del bono español perdiese este lateral por la zona baja, es decir, que pagásemos menos del 5,20% por la deuda a 10 años. Evidentemente unos diferenciales inferiores a 200 puntos básicos también serían positivos.

-Telefónica ha aplazado ‘sine die’ la salida a bolsa de su filial Atento, ¿condicionará al resto de compañías que tienen pensado en debutar en las próximas semanas?
-Algo condiciona, pero es la prima de riesgo comentada anteriormente el principal condicionante. Esta prima de riesgo ha ocasionado que esté de moda ‘ponerse vendidos’ de valores españoles. A pesar de que los resultados de las empresas del Ibex 35 están casi a niveles previos a la crisis -reduciendo los costes al máximo-, y nuestro Ibex 35 está cotizando a niveles fundamentales históricamente atractivos, no vemos entrar dinero en nuestro mercado. Esto condiciona bastante la decisión de salir a bolsa. No solo la salida aplazada de Atento, sino la pobre evolución de las últimas salidas a bolsa en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Salvo los bancos que se quieren apresurar a salir antes que Loterias y que se publiquen los ‘stress test’, creo que el resto esperará a despues del verano para salir.

-Además de las circunstancias externas, ¿por dónde pasa la estabilidad de la prima de riesgo española?
-Es necesario que la reestructuración del sistema financiero llege a buen puerto, y sobre todo que culmine la reforma laboral, y haya reducción del déficit no sólo de la deuda española sino de las comunidades y ayuntamientos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s