“Los accionistas valoran que sigamos creciendo pese a la caída del consumo”

LUIS A. TORRALBA.HOYEl presidente y consejero delegado de Clínica Baviera aborda el presente y futuro de la cotizada domiciliada en Madrid, pero con gran arraigo en Torrent, sin perder de vista la situación actual por la que atraviesa la economía española e incluso de la salida a bolsa de Bankia

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Valencia y profesor del Instituto de Empresa, Eduardo Baviera Sabater comenzó desarrollando su labor profesional en PriceWaterhouseCoopers. La abandonó en 1994 para diseñar desde el punto de vista financiero la salida a bolsa de Clínica Baviera junto a su hermano Julio, que aportó el know how de más de dos décadas como reconocido oftalmólogo.

Fue el 3 de abril de 2007, cuando la cotizada fundada y presidida por la familia Baviera debutaba en el Mercado Continuo a través de una OPV -la primera de ese año-, donde colocaron el 35,9% del capital de la compañía. El valor se disparó el primer día un 27,7%, hasta alcanzar los 23,50 euros respecto a los 18,4 euros de salida. Dicho repunte fue el más elevado de un estreno bursátil desde que los títulos de Gamesa se disparasen un 72,4% en noviembre del año 2000.

Sin embargo, el mercado no ha terminado de recoger el trabajo de los Baviera, pero éstos cuentan con el reconocimiento de una destacada base accionarial donde sobresalen Corporación Financiera Alba -el vehículo de inversión de la familia March-, que cuenta con el 20%, y Grupo Zriser -el brazo inversor de Pablo Serratosa Luján-, que controla el 10%.

Pese a estar domiciliada en Madrid, los Baviera están íntimamente relacionados con Torrent. Allí, hace más de medio siglo, el padre y tío de los actuales responsables de la firma oftalmológica se convirtieron en pioneros en instalar equipos de aire acondicionado en las salas de cine. El primero en el cine que regentaba precisamente su abuelo, el mítico Cine Montecarlo, que ya forma parte de la historia de la capital de L’Horta Sud.

-Clínica Baviera aumentó un 7% el beneficio de enero a marzo de 2011, ¿qué podemos esperar para el segundo?
-Una línea similar, con un crecimiento moderado, pero básicamente en línea con la marcha del primer trimestre.

-¿Qué líneas de negocio prevé potenciar?
-Los tres pilares sobre el que se sustenta nuestro crecimiento son tres: por un lado, la división internacional donde esperamos replicar la penetración y el éxito que hemos tenido en Alemania, Holanda, Austria e Italia; por otro, consolidar la posición en España muy especialmente en lo que a cirugía de vista cansada se refiere; y la unidad de medicina y cirugía estétigacon una estrategia de consolidación que nos lleve a ser una referencia. Esos son nuestros desafíos y retos a los que nos enfrentamos.

-¿Sigue vendiendo en España ‘lo estético’?
-En los ambitos sociales ayuda a que sea que algo positivo, pero también hay que recordar que asistimos a una caída del consumo en España. Intentamos hacer lo mejor posible hasta que se reactive el consumo, pero mientras tanto hay que tener en cuenta que nuestra división Clínica Londres aumentó la facturación un 5% en el primer trimestre y representa ya en torno al 17% de la facturación total del grupo.

-Cierto es que el consumo en España continúa bajo mínimos, pero el valor acumula en bolsa una subida anual de casi un 10%, ¿a qué lo atribuye?
-La correlación de la economía y la bolsa no siempre es directa. En nuestro caso los accionistas valoran positivamente que en un año de recesión de consumo la compañía crezca y apuestan por ella. Sinceramente estamos muy contentos con nuestra base accionarial.

-¿Va a mantener Baviera la política de dividendos ahora que la ha recuperado?
-En cada momento se determina y lo vamos concretando año a año. La compañía está muy saneada, por lo que el ‘pay out‘ -porcentaje de los beneficios destinado a dividendos- va a ser muy semejante a la de este año, pero las circunstancias siempre mandan.
-Según la CNMV, ustedes no tienen posiciones cortas o bajistas en su accionariado, ¿es un respiro?
-Sí, sin duda.
-Por otro lado, la compañía continúa con su plan de expansión y llegará a 81 clínicas en 2011, tiene 17 clínicas oftalmológicas repartidas entre Alemania, Holanda, Austria e Italia, ¿por qué precisamente en esos países y tiene previsto expandirse a otros?

-Cuando hicimos los análisis de oportunidad era el área geográfica más óptima, dado que se trata de países con gran población y pese a contar con un gran nivel de competencia teníamos claro que era una oportunidad en aquel momento porque teníamos a nuestro favor habernos desarrollado bien en el mercado español. De momento estamos contentos allí y si surgen oportunidades en otros países no dudaremos en estar, pero eso requiere un análisis previo.

-Nueve consejeros, pero ninguna consejera, ¿para cuándo?
-Siempre buscamos al mejor equipo posible, sin determinar el sexo. Es cierto que no tenemos ninguna consejera, pero en la alta dirección hay más mujeres que hombres. Lo importante es el talento y no el sexo.

-¿Por qué hay tan pocas cotizadas de la Comunitat Valenciana en el Mercado Continuo?
-Posiblemente a dos factores: el tejido industrial empresarial español, que es muy amplio, es fundamental y nos ha permitido crecer en la fase inicial, es decir, cuando eramos una pequeña empresa. Pero cuando sube el tejido empresarial a nivel nacional el de de la Comunitat Valenciana es menor porque hay muchos pequeños empresarios. Además, la referencia de los mercados está en Madrid y en igual de condiciones de estar allí o en Valencia prima la capital de España. Yo diría que es un aspecto psicológico, pero es donde hay que estar.

-¿Qué opina de las salidas a bolsa de los ‘bancos de cajas’?
-No soy experto en la materia, soy puramente un observador. Sin embargo, lo veo positivo en la medida que se reordena el sistema financiero español y, además, se pone en valor a las compañías que quieren salir a bolsa. Ello redunda en un sistema más solvente y mejor así para enviar una señal de confianza a los mercados.

-¿Cómo ve la economía española? ¿Llegaremos al extremo de Irlanda, Portugal y Grecia?
-Espero que no. La cuestión es que tenemos que andar ese camino para reequilibrar las cuentas y eso pasa por que la economía privada despegue y que el propio Estado se adapte a las nuevas circunstancias. De este modo, nos distanciaríamos de la problemática de los países periféricos.

-Usted ya auguraba que 2010 y 2011 iban a ser años difíciles, ¿y 2012?
-Sinceramente también lo veo muy dificil.

-¿Qué ganaría la economía española con un adelanto de las elecciones generales?
-Ganaría si se hace bien y no ganaría si no se hace adecuadamente. Todo lo que tenga que hacer el Gobierno actual que lo haga bien y sobre todo rápido. Todo tránsito, caso de confirmarse las encuestas, sería hacer bien el camino que nos queda por recorrer. Si se adelantan porque el enfrentamiento de los dos grandes partidos políticos en España va a más y la transición resulta compeja, no ganaríamos nada. Lo que tienen que tener claro los políticos es que hay que afrontar los problemas de forma clara y directa.

-Por último, ¿qué fue del Cine Montecarlo en Torrent de su familia?
-Sin duda queda el orgullo familiar. Lo inició mi abuelo y fue un acto de un emprendedor puro, algo que nos ha caracterizado a toda la familia. Yo era muy pequeño entonces, pero en mi memoria todavía conservo recuerdos muy positivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s