¿Por qué Carlyle sale a Bolsa?

Secretos del Private Equity, > Ignacio Sarría

La semana pasada Carlyle, una de las mayores gestoras independientes del mundo en activos alternativos, llevó a cabo el registro para poder cotizar sus acciones en Wall Street. A pesar de que era una noticia esperada desde hace tiempo, muchos analistas cuestionan el momento elegido por la gestora para realizar una salida a Bolsa en un entorno de mercado muy complicado y con una alta volatilidad.

La incertidumbre en los mercados ha forzado a 24 compañías americanas a suspender los procesos de salida a Bolsa para captar más de 3.000 millones de dólares a lo largo de los últimos tres meses, lo que supone el peor trimestre en lo que a este tipo de operaciones se refiere desde 2004 en Estados Unidos.

Carlyle fue fundada en 1987 por tres socios que siguen liderando la firma. Su cuartel general está en Washington DC -no muy lejos de la Casa Blanca- ytiene más de 150.000 millones de dólares bajo gestión. La gestora cuenta con presencia a nivel internacional, con 34 oficinas y más de 500 empleados.

Asimismo, las recientes operaciones de salida a Bolsa de gestoras similares como Blackstone, KKR o Apollo a lo largo de los últimos cuatro años no han sido muy satisfactorias para los inversores que suscribieron las nuevas acciones, que actualmente están cotizando muy por debajo del precio de salida.

El ejemplo más ilustrativo es probablemente la admisión a cotización en junio de 2007 de las acciones de Blackstone, gestora americana con más de 100.000 millones de dólares bajo gestión y con un modelo de negocio similar al de Carlyle.

Blackstonecaptó más de 3.000 millones de dólares de nuevos inversores entre los que figura un fondo soberano chino que suscribió una participación relevante. Después de cuatro años en el parqué, las acciones cotizan con un descuento superior al 50% respecto al precio de salida.

Aunque ni los precedentes ni el momento parecen los más adecuados, la admisión a cotización de las acciones de una gestora con el tamaño y la visibilidad de Carlyle parece justificada para poner en valor un negocio que es propiedad de muy pocos ejecutivos.

La salida a Bolsa de Carlyle facilita poder retener el talento de los equipos de inversión, agilizar la sucesión de los principales ejecutivos, y poder tener capacidad de llevar acabo adquisiciones en el todavía fragmentado mercado de gestoras de activos.

Además no hay que olvidar que Calpers, el mayor fondo de pensiones americano, y el fondo soberano de Abu Dhabi, son accionistas minoritarios deCarlyle y querrán poder obtener liquidez de las inversiones llevadas a cabo para desarrollar y crecer el negocio de la gestora a lo largo de estos últimos años.

Según los documentos registrados por Carlyle en la Stock Exchange Comission no pretenden captar mucho capital nuevo y el objetivo principal es admitir a cotización las acciones existentes.

Veamos cómo se comportan los mercados en los próximos meses, pero aunque se justifiquen las razones para que las acciones de Carlyle coticen en los mercados, el momento no parece el más propicio para hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s