El Levante UD nos enseña el camino de salida de la crisis

Por Enrique Roca

Compartir es ganar y de poco sirve analizar empresas y comparar el precio al que cotizan con el valor que creemos que vale si el país está sumido en una grave crisis y no salimos de ésta. Por eso hoy quisiera transmitir a mi nieta una serie de valores y contarle el recorrido y el mérito de un equipo que desde la bancarrota ha renacido y nos devuelve la ilusión en el Ciutat de Valencia, jornada tras jornada.

Los compromisos y actuaciones de los granotas nos pueden servir de ejemplo tanto en nuestra vida personal y profesional como en nuestro comportamiento colectivo pues guardan mucha semejanza con lo acontecido en nuestro país en los últimos años.

Bajo el mandato de Pedro Villaroel, el Levante se creyó rico en base a unos terrenos que haciendo el cuento de la lechera valían el oro y el moro, lo que indujo a su presidente a realizar fichajes millonarios con jugadores no comprometidos, despilfarrando el dinero. El ridículo no tuvo límites hasta que la realidad se impuso y entró en situación concursal.

Muchas empresas hacen planes de expansión faraónicos con dinero ajeno, sin pensar que por circunstancias endógenas o exógenas pueden fracasar y en lugar de pararlos y reconocer el fracaso siguen empecinados en ellos pues el jefe al igual que Zapatero tiene un sexto sentido visionario que acabará dándole la razón. Quien se equivoca al igual que con el diferencial de la deuda es el mercado al no reconocer nuestras virtudes ocultas…

1) Lo primero que hizo el Llevant fue reconocer la situación y el origen de la misma: Nada de echar las culpas a los demás. El cáncer estaba dentro: en el equipo directivo, en la perpetuidad de sus dirigentes eternos, en la creencia de que el dinero lo puede todo, en la opacidad de las operaciones de compraventa del equipo que surgieron por doquier más propias del circo que de una gestión profesional y en el pasotismo de la afición.

2) Afortunadamente, bajo la eficaz supervisión de la administración concursal tomó las riendas del equipo Quico Catalán, un presidente joven, que empujado por las circunstancias, introdujo una política de austeridad, haciendo de la necesidad virtud.

3) Luis García, el anterior entrenador, pagó de su bolsillo la cláusula de rescisión que tenía en el Benidorm, para tener la posibilidad de adquirir notoriedad. Como dice el refrán “el que espera la sopa de otro se la come tarde y helada y Luis García buscó su oportunidad arriesgándose, en lugar de esperar eternamente tener todos los astros de cara.

Dos semanas antes de empezar la liga de la temporada 2008-09 sólo tenía diez jugadores y no le supo mal el que el ERE de turno obligara a despedir a Riganó, fichaje estrella con sus 100 kilos de peso. Su apetito desmesurado por la comida y su escaso poder de sacrificio le inhabilitaba para la dura tarea requerida. Dió ejemplo a la plantilla y estableció unas normas claras y tajantes de comportamiento para que los jugadores supieran en cada momento a qué atenerse.

4) Como no había dinero, el entrenador y el equipo técnico se dedicaron a buscar a coste cero a aquellos jugadores que nadie quería, bien porque algunos los consideraban maduros, bien porque no jugaban y habían entrado en una fase depresiva o porque habían tenido años malos. Sólo les prometía sudor e ilusión en un largo viaje hacia lo desconocido.

Luis García, al que algunos consideran tan buen psicólogo como entrenador (¿para cuándo psicólogos laborales en nuestras empresas y en las administraciones públicas?), se dio cuenta de que a estos jugadores desechados por otros, les podía unir el menosprecio y la falta de oportunidades que habían sufrido en sus equipos de origen. Luis García sabía de sus limitaciones y adapta el juego del equipo a lo que tiene y a sus carencias, es consciente de su liga y con un presupuesto de apenas cuatro millones fue capaz de lograr el ascenso a primera, superando a otros malgastadores equipos que multiplicaban su presupuesto varias veces y que hoy atraviesan situaciones muy parecidas a las del Levante.

Pero como ser humano sucumbió ante los encantos capitalinos y se dejó embaucar por los aires de sirena y prefirió entrenar al Getafe que seguir con nosotros (craso error debe estar pensando). Pero en lugar de llorar y lamentarse el equipo directivo después de haber hecho un buen negocio con él se afanó en buscar otro entrenador de sus mismas características y siquiera más humilde y trabajador, Juan Ignacio Martínez, que a sus 47 años tiene por primera vez la oportunidad de entrenar en Primera, después de un largo peregrinaje por equipos de inferior categoría.

El equipo directivo se puso a buscar sustituto a Caicedo y lo encontró en Kone, jugador que despreciado por el Sevilla y que día a día nos demuestra su valía. El equipo mantiene la misma estructura que el pasado año pero mejorado. Los cambios con cuentagotas en aquello que ya ha demostrado su valía. La estrategia se mantiene, la táctica se amolda a la nueva situación.

5) Actualmente ya no pasa como en la anterior dónde el equipo con menor presupuesto de Primera, sufría al igual que casi todos los equipos de la parte baja de la tabla, horrendos arbitrajes que tenían como objetivos hundir al equipo y a tenor por las declaraciones de algunos jugadores lo consiguieron. Frases como “no sabemos qué hacer para que nos respeten”, “quieren que bajemos”, “nos hunden”, etc., ya no se oyen y es que su presidente, viendo dónde se cuece el bacalao, logró la vicepresidencia de la Liga de Fútbol Profesional. A dios rogando y el mazo dando.

5) Pero hasta llegar al liderato ha habido que recorrer en la anterior temporada un largo camino de sangre, sudor y lágrimas. Recordemos cómo el pasado año se hizo imprescindible que los jugadores se sintieran más queridos y para ello los directivos y el entrenador idearon una serie de actuaciones desde el reparto de camisetas, cadenas humanas alrededor del estadio, rellenar las paredes del vestuario con mensajes de anónimos aficionados que compartían con ellos los avatares de sus vidas y lo que para ellos representa dejarse la piel en su quehacer diario.

6) Los aficionados no pedimos peras al olmo, sabemos lo que tenemos, y lo que podemos obtener, pero a cambio de nuestro apoyo exigimos como así sucede semanalmente que se dejen la piel en cada balón. Ballesteros y Juanfran, criados y formados en la casa, lideran el equipo después de haber hecho su carrera en otros clubes importantes, habiendo regresado a casa en segunda división después de desechar ofertas más altas en lo económico.

Los jugadores saben que si quieren hacerse ricos no lo harán aquí, pero que su actitud y aptitud es seguida por interés por muchos y así no olvidan que Pedro León, Geijo, Sergio García, Caicedo y otros estuvieron con nosotros no hace mucho.

La edad media de la plantilla es elevada pero la experiencia quiéranlo o no las empresas es un grado y un buen profesional no se consigue a través de una ETT. Despedir a la gente por la edad porque son caros y hay que reestructurase, mientras los reestructuradores que han conducido a la empresa a dicha situación mantienen sus privilegios y exceden con creces dicha edad es una necedad y máximo si es con dinero público.

Levante has hecho de la necesidad virtud (quizás lo mejor que te ha pasado es que entraras en situación concursal y reconocer tus debilidades, algo que pocos están dispuestos a hacer). Te has alzado cuando querían hundirte, expulsado por la borda a los que se querían aprovecharte de ti, has luchado con tus armas, y das ejemplo de como se gobierna una entidad y de que el concurso de todos es necesario para avanzar.

No oigamos las voces de que no somos capaces de salir de ésta pues son ellos, los que quieren mantener sus privilegios y no saben hacer otra cosa que medrar y vivir de los demás (misters 10%) los más interesados en que nos lo creamos, exijamos responsabilidades con nombres y apellidos concretos a los que nos han conducido hasta aquí y sigamos luchando como Fuenteovejuna para que nuestros nietos no nos pregunten por qué el pan es artículo de lujo.

FUENTE: VALENCIAPLAZA.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s