Colombia. Los inversores en busca del Dorado

Hace ya unos cuantos años que conozco Colombia, concretamente la primera vez que fui fue por allá el año 2000, con el país purgando una crisis económica de tremendas dimensiones y azotado por la violencia de los grupos terroristas (FARC, ELN, y AUC) por los cuatro costados.

La situación del país era francamente compleja, la moral de los colombianos estaba por los suelos y parecía francamente complicado poder ver la luz al final del túnel, en un país donde el Estado, en muchas zonas ni estaba ni se le esperaba, con un déficit de las más elementales infraestructuras, una clase media desaparecida, y unas elevadas tasas de pobreza.

A pesar de eso, poco después de aterrizar por primera vez en Bogotá, en uno de sus clásicos días grises que nos suele regalar esa ciudad, a pesar de que nada invitaba a la esperanza, en seguida tuve la sensación que estaba ante un país que tenía el potencial para poder, algún día, salir adelante y quizás lo más importante que era una país lleno de oportunidades y de proyectos por realizar.

El despegue de la Economía Colombiana:

Casi 11 años después, la situación a dado un giro de 180 grados. Cada vez son más los españoles que me encuentro que al no conocerme mucho me comentan “Oye, estuve el otro día en Bogotá, tienes que ir a ese país a hacer negocios, es una maravilla está en plena ebullición”.

Donde antes cuando mencionabas la palabra Colombia te miraban con cara de estupefacción… ahora muchas empresas parece que estén re descubriendo el Dorado.

Motivos no les faltan. El nivel de endeudamiento del país es bajo, la deuda externa está en un 22% del PIB, el crecimiento del PIB ha sido sostenido en los últimos años, la inflación está bajo control y la mejora en la seguridad ha sido simplemente impresionante.

Desde el año 2000, cada año he estado en Colombia. El otro día me dedique a sumar los días que acumulo habiendo estado en Colombia en las diferentes visitas y ya deben sumar casi un año entero. He visto los cambios que ha experimentado el país, como quién ve crecer a un hijo al que ve cada 6 meses. La mejoría es indudable, pero parece que los seres humanos tenemos una cierta tendencia a llevar las cosas a los extremos.

De País defenestrado, a país de moda. Sólo hay que ver como están desembarcando en Colombia las empresas de capital riesgo, con Mercapital, y Advent como último ejemplo. Sin embargo, como en Colombia, la vida no es una cuestión de blanco y negro, sino que tiene una serie de muchos matices de grises.

Al llegar a Bogotá, lo normal es que el hombre de negocios llegue a la zona buena de la ciudad. Si llegas por primera vez y vas a la zona norte de la ciudad te quedas sorprendido, buenos restaurantes, edificios de oficinas impecables, alta sensación de seguridad, centros comerciales imponentes. Es una reflejo de la parte pujante del país. El área “bien” es tan extensa, que puedes pensar que estás en cualquier ciudad de los países más desarrollados y pensar que toda la ciudad es igual.

Los desequilibrios de Colombia:

Sin embargo, en Bogota, con más de 7 millones de habitantes, esa área de negocios, de edificios modernos, de restaurantes de lujo, debe representar un 15% de la ciudad.  Es lo que denominan zona de estrato 6 o 5. Si empiezas a pasear un poco, vas descubriendo una Bogota diferente, es el que fue el centro histórico de la capital Colombiana. Que generalizando me recuerda un poco a la España de los años 70, un poco cutre, sucia, donde se empieza a ver pobreza, negocios informales, o locales con poca gracia y mucha gente andando. Son zonas que se podrían denominar de estrato 3 o 4 y que deben representar un 40% de la ciudad.

Y después tenemos el 45% restante, que es la parte invisible, la que no solemos ver, sólo por la noche si te alojas en un hotel a lo lejos mirando al sur, ves una extensión interminable de luces que se encaraman a las montañas que rodean a la ciudad, son lo que allá denominan comunas, el equivalente a las favelas en Brasil, dominadas por la pobreza y unas comunicaciones e infraestructuras infernales es donde vive el grueso de la población.

En otras zonas del país el desequilibrio aún es mucho mayor, con pueblos y veredas que están directamente aún en el tercer mundo y a los que con dificultades se puede acceder con un 4×4.

Colombia aún hoy es una país con un enorme desequilibrio social como para considerarlo un Dorado, tiene un enorme potencial, pero desarrollar empresa en el país no es sencillo.

La Firma del TLC con EEUU va a ayudar sin duda, pero actualmente el tejido empresarial sigue siendo débil y poco competitivo internacionalmente, como es normal en un país donde los tipos de interés están a doble dígito y por lo tanto endeudarse para crear empresa es carísimo y que ha estado azotado por la violencia.

Hay muchas oportunidades de negocio, sin duda, yo lo veo claro, pero que nadie piense que hacer negocios es fácil, y que va a ser un paseo y que en los próximos años no va a ver algún susto por el camino.

Se ha ganado mucho en seguridad en los últimos 8 años, actualmente se le está empezando a dotar al país de las infraestructuras necesarias y empezando a combatir la corrupción con firmeza, se están asentando una buenas bases, pero es un país que aún le falta como unos 20 años para poder asegurar que la prosperidad ha llegado para quedarse y crear una clase media que represente al grueso de la población.

Igualmente, ir sin un socio local a hacer negocios o alguien que conozca la idiosincrasia particular del país y tenga buena relaciones es un pequeño suicidio y además hay que saber elegir bien con quien te asocias porque muchas veces en Colombia las cosas no son lo que parecen.

Todo esto, para decir que simplemente me ha sorprendido la fiebre que está despertando Colombia, como me sorprendía hace 10 años el deprecio con la que se la miraba. Me imagino que a los seres humanos nos gustan los extremos, y Colombia hoy está de moda. Sólo quería llamar la atención sobre este punto. Cuidado con las modas.

A todo esto me llena de felicidad ver la progresión que está teniendo el país, va por el buen camino… espero que entre todos ayudemos a que siga así.

FUENTE: GURUSBLOG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s