Enrique se aparta de la gestión del primer grupo agroindustrial de Brasil

Veremonte, firma de inversión del empresario español Enrique Bañuelos, ha abandonado el consejo de administración y se ha apartado de la gestión de Vanguarda Agro, el mayor grupo agroindustrial de Brasil, en el que se mantendrá como “socio financiero estable” con la participación del 25% que tiene en la compañía.

La firma de Bañuelos atribuye esta decisión a su intención de centrarse en nuevas inversiones y a su voluntad de “facilitar la gobernanza de la empresa”, según informaron a Europa Press en fuentes próximas al empresario.

Según estas fuentes, uno de los accionistas mayoritarios de la compañía, junto con otros socios, han manifestado su deseo de ocuparse de la gestión del grupo, y su estrategia y modelo de gestión para la empresa “difiere” del que defiende la sociedad del empresario español.

Veremonte considera que la actividad agrícola debe ser ejercida sin deuda corporativa y tiene una visión “más financiera de la actividad, cubriendo los riesgos de cambios de divisa y de precios de las materias primas (soja, maíz y granos)”.

No obstante, la firma de Bañuelos mostró su compromiso a “apoyar la estabilidad de Vanguarda Agro y las futuras decisiones de sus administradores, siempre y cuando entienda que conlleven beneficios para el grupo y sus accionistas, principalmente los minoritarios”.

De igual forma, asegura que mantiene su apuesta por el grupo agroindustrual y su potencial de futuro, con lo que “analizará la posibilidad de aumentar significativamente” su participación en caso de que la estrategia de la empresa “se vuelva a alinear” con su visión.

La salida de la firma de Bañuelos del consejo y de la gestión de Vanguarda Agro se ha materializado mediante la renuncia al puesto de presidente y consejero de la compañía de Marcelo Paracchini, actual consejero delegado de Veremonte Brasil, que se centrará así en las nuevas inversiones de esta firma.

También cesan en sus cargos en el grupo el director financiero, Sergio Malacriada, el director de relaciones con los inversores, Fabio Tsubouchi, y el consejero Carlos Antonio Romanosky.

El resto de accionistas de la compañía son el socio mayoritario de Vanguarda, Octavio Pivetta, con un 18%, y el socio mayoritario de Leroy Merlin Brasil, Helio Seibel, con un 8,8%.

FRUTO DE UNA FUSIÓN.

La renuncia a participar en la gestión de Vanguarda Agro se produce apenas dos meses y medio después de que a comienzos del pasado mes de septiembre Bañuelos concluyera la constitución de la empresa. La firma nació valorada en unos 1.000 millones de euros y fruto de la fusión de Brasil Ecodiesel, sociedad participada en un 22% por Bañuelos, con Vanguarda, uno de los mayores productores agrícolas del país.

Con la constitución de este grupo, el empresario español consolidó su posicionamiento en el sector de la agroindustria y la energía de Brasil, en el que entró un año antes también mediante una fusión. Entonces integró Maeda (adquirida meses antes y especializada en la producción de soja, algodón y maíz) con Brasil Ecodiésel.

Bañuelos desembarcó en este país latinoamericano a través del sector inmobiliario. En la actualidad es primer accionista del grupo PDG Realty, que también es resultado de un proceso de fusión de distintas empresas brasileñas del ramo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s