Olympique de Lyon: Rara avis

VALENCIA. Jean Michel Aulas, presidente del Olimpique de Lyon es otro de esos fenómenos que muy de vez en cuando ofrece el mundo empresarial de las empresas de entretenimiento deportivo. Otro gestor, y propietario desde 1987, capaz de generar beneficios año tras año. No solo eso, tener y mantener al club de futbol francés cotizado en la Bolsa de Paris a través de la holding OL Groupe.

No ha sido cuestión de un benefactor ruso o árabe. Tampoco la solera de un club histórico del fútbol europeo. Solamente gestión empresarial de los recursos deportivos, los jugadores. Solo hay que pensar que tanto solo hace una década el club militaba en la segunda división francesa y arrastraba una sangrante deuda financiera.

Jean-Michel Aulas a través player trading policy ha conseguido generar en las seis últimas temporadas unos ingresos extraordinarios, en la forma que no en el fondo, de 300 millones de euros. Una media anual de 49 millones de euros.

Los ingresos netos por la venta de jugadores (traspasos), más incentivos ligados a los traspasos por objetivos y cesiones (préstamo de jugadores), forman parte del día a día del club: Eric Abidal, Michael Essien, Florent Malouda, Grégory Coupet, Mahamadou Diarra, Sébastien Squillaci, Milan Baros, Patrick Paillot, Karim Benzema,…, y muchos de ellos procedentes de la cantera a con coste cero para el club.

Estas ventas con resultado positivo (calculado como la diferencia entre el precio de venta y los costes añadidos a estas ventas, básicamente intermediación y comisiones de los agentes, menos el coste de adquisición no amortizado) permiten renovar el equipo constantemente con nuevas figuras emergentes sobre todo africanas y el dorado Brasil.

Pero todo cambió la última temporada cuando Aulas se pasó al otro lado del negocio gastando 100 millones de euros en jugadores más experimentados (Lisandro López, Michel Bastos, Aly Cissokho, Bafetimbi Gomis, Yoann Gourcuff,…) con el objetivo de acercarse un poco más a los grandes del futbol europeo. Solo una única temporada para colocar numero rojos a una trayectoria envidiable.

Analizando sus principales partidas de ingresos recurrentes (abonos, TV y comerciales) correspondientes a sus últimas cuentas anuales cerradas, destaca por encima de cualquier otra los ingresos derivados de la venta de los derechos de retrasmisiones deportivas al operador televisivo conjuntoCanal+ y Orange. Esta partida supone más 50% de los ingresos totales, muy lejos del ansiado 33% por línea de ingresos.

Mayoritariamente, de los 78 millones de euros, 49 provienen de la venta de derechos en la liga domestica francesa Ligue 1 y el resto de la participación recurrente en la Champions League.

Los ingresos comerciales pese a crecer durante el mandato de Aulas no han conseguido un porcentaje de mejora sustanciales. El principal factor es el retraso en la aprobación de la ley del juego por internet en Francia.

Además, esto ha dañado las cuentas en una doble dirección. Por un lado no ha conseguido que sea autorizado a tener como patrocinados de la camiseta a BetClic y, por otro, ha tenido que indemnizar a su anterior constructor de camisetas Umbro por cancelación anticipada del contrato.

La valoración negativa de esta operación ha supuesto un coste cercano a los 10 millones de euros. Recientes avances en la legislación francesa del juego hacen que la perspectiva mejore la cuenta de resultados para las próximas temporadas en base a un contrato anual, por cuatro años, valorado entre 5 y 7 millones de euros.

Su actual diseñador, constructor y distribuidor de camisetas es la germana Adidas. Un contrato a diez años valorado en un máximo (performancesroyalties,..) de 100 millones de euros. Otros destacados patrocinadores de su lista premium incluyen aAccor y Renault Trucks.

Mejor comportamiento muestra la partida de abonos y entradas, básicamente, por el impacto de la Champions League en los cerca de 40.000 asientos del Stade de Gerland. Lejos queda ahora la construcción de un nuevo estadio para 60.000 seguidores.

Quizá el peor error en la magnífica gestión del presidente se refleja con total crudeza en los gastos por sueldos y salarios de jugadores, 77% de los ingresos totales, y la amortización de estas inversiones un exagerado 29%, dando como resultado conjunto una generación de resultado recurrente negativo de 13 millones de euros.

En todo caso, las cargas financieras, prácticamente inexistente, no han empeorado la cuenta de resultados presentadas por Monsieur a sus accionistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s