Entre Rubalcaba y Chacón

La suerte de Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón está prácticamente echada. Los equipos de los candidatos se esfuerzan este viernes por proteger a los delegados leales de las presiones del adversario, mientras tratan de persuadir a los últimos indecisos de los 956 militantes que mañana elegirán al nuevo secretario general del PSOE. La diferencia de votos se presume exigua, en torno a medio centenar de delegados según los últimos cálculos, por lo que ambos aspirantes continúan exhibiendo el respaldo público de conocidas figuras del partido.

De acuerdo con fuentes socialistas, los dos candidatos superarán con creces los 400 votos sobre el total de 956, aunque tras la celebración de loscongresillos provinciales, la candidatura de Rubalcaba se atribuyó más de 500 delegados, frente a los más de 350 votos confirmados que reivindicó Chacón. En realidad, teniendo en cuenta a los militantes que han declinado adelantar su voto, la victoria puede situarse en un margen de 50 papeletas. Fuentes de ambos equipos aseguraron que su candidato iba por delante, tratando de insuflar así valor a sus bases, aunque las apuestas en el PSOE, después de un potente inicio de campaña de Rubalcaba, comienzan a girar a favor de la ex ministra de Defensa.

Según fuentes chaconistas, una de la claves de la supuesta remontada ha consistido en aparentar debilidad ante su adversario, ocultando la totalidad de sus delegados afines y disfrazando a un centenar de indecisos. “Llevamos días contando el número de votos seguros, que dan su nombre y apellido, y que están dispuestos a avalar a Chacón en el congreso”, señalaron fuentes leales a la catalana como muestra de la precisión de sus cálculos. “Tras loscongresillos escondimos delegados para no provocar una reacción de Rubalcaba y que, por ejemplo, estimulara la aparición de una tercera vía renovadora que nos robara votos”, relataron estas fuentes.

Por otra parte, los excesos verbales contra Chacón lanzados por Alfonso Guerra, José Bono Juan Carlos Rodríguez Ibarraque ayer definió a la aspirante como “Zapatero con faldas”, también han estimulado el voto crítico a favor de la catalana, quien se ha limitado a proclamar su “alegría” en cada uno de los mítines que ha protagonizado. Incluso el reportaje crítico publicado el domingo por El País desencadenó una ola de solidaridad con la ex ministra, al interpretarse por algunos como un ataque a la capacidad de los militantes para elegir libremente a su líder.

No obstante, la candidatura de Rubalcaba mantiene un notable arraigo en el PSOE y ayer continuó sumando adhesiones significativas. El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, anunció que apoyará al ex vicepresidente, poniendo fin así su campaña de promoción personal y a las especulaciones sobre una tercería vía. De igual modo, el regidor de Vigo, Abel Caballero, y el líder gallego Pachi Vázquez expresaron su preferencia por el ex vicepresidente, quien ha llegado al cónclave de Sevilla con el respaldo explícito de otros cinco barones regionales (Patxi LópezDolores GorostiagaÓscar LópezJavier Fernández y Francesc Antich), y el implícito de otros como el valenciano Jorge Alarte o la cúpula canaria.

Crisis en el socialismo andaluz

Entre tanto, la división en Andalucía sigue marcando la agenda de los aspirantes. Cinco secretarios provinciales (Huelva, Granada, Córdoba, Almería y Málaga) afirmaron ayer que sus delegados votarían a favor de Chacón, algo que Rubalcaba censuró públicamente como una estrategia para desatar el “efecto ganador”, pese a que otros dos secretarios (Sevilla y Cádiz) han demostrado su inclinación por el ex vicepresidente. De hecho, el sevillanoJosé Antonio Viera tachó de “ilegal” e “inmoral” el apoyo de la cúpula de José Antonio Griñán a la campaña de Chacón.

Precisamente, la ex ministra de Defensa disfrutó ayer de una jornada de carácter festivo en Sevilla, donde hizo campaña de la mano de Susana Díaz,secretaria de organización del PSOE andaluz y mano derecha de Griñán. Díaz afirmó que la catalana es “la persona más adecuada para dar el impulso que necesita el partido”, y anticipó un respaldo “mayoritario” en Andalucía para la candidata.

Pero ni siquiera está claro que Andalucía vaya a marcar la diferencia, ya que la diferencia de votos final entre ambos candidatos en esta región puede ser inferior a la que existe a favor de Chacón en Cataluña, Comunidad Valenciana o Madrid. La ex ministra de Defensa también espera ganar con escaso margen en Canarias, Murcia o Navarra. Por su parte, Rubalcaba cuenta con vencer en Galicia, Castilla y León, Baleares, Asturias, Cantabria, País Vasco y Aragón, mientras que se mantiene la incógnita en La Rioja, Castilla-La Mancha o Extremadura. La incertidumbre es máxima, pero el desenlace se conocerá en menos de 24 horas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s