PATRAÑAS DEL DESTINO

Es­cu­cho úl­ti­ma­men­te de boca de va­rios ami­gas y ami­gos a los que no les fun­cio­na una re­la­ción esos tó­pi­cos que de­tes­to y que sue­len ver­ba­li­zar­se en sen­ten­cias del tipo “Si el des­tino quie­re que nos vol­va­mos a unir, es­ta­re­mos jun­tos” o “El tiem­po pone todo en su sitio, solo hay que es­pe­rar” o “Si no ha fun­cio­na­do, es por­que no tenía que ser para mí”. Per­do­nen, pero no, eso son solo pa­tra­ñas, ex­cu­sas y jus­ti­fi­ca­cio­nes que nos crea­mos no­so­tros mis­mos para no en­fren­tar­nos a la cruda reali­dad. Leo en algún sitio que el des­tino no es lo que te va pasar sino lo que tú quie­res que te su­ce­da y no puedo estar más de acuerdo. Somos los úni­cos y úl­ti­mos res­pon­sa­bles de nues­tros actos y nues­tras de­ci­sio­nes, y aun­que en mu­chas oca­sio­nes dar ese paso al fren­te re­quie­ra de una gran va­len­tía, no exis­te nada pa­re­ci­do a un des­tino que vaya a ele­gir por no­so­tros y nos ofrez­ca la res­pues­ta ade­cua­da.

Si efec­ti­va­men­te exis­ten los hados que de­ter­mi­nan nues­tro ca­mino, no duden que ahora mismo están ju­gan­do al pó­quer, anes­te­sia­dos por una bo­te­lla de Jack Da­niel’s o Jua­ni­to el an­da­rín, mien­tras se re­tuer­cen de la risa por la mano que aca­ban de sacar y en la que han dis­pues­to si Carla y Rafa están he­chos el uno para el otro o si Pepe debe aban­do­nar la academia. Puede que exis­ta un cier­to toque de azar que de­ter­mi­ne en algún as­pec­to nues­tra exis­ten­cia, pero desde luego me niego a creer que no pueda tomar las rien­das de mi vida y guiar­la hacia donde con­si­de­re, sea a buen puer­to o di­rec­ta­men­te a la ba­su­ra. Creer en el des­tino es igual de ab­sur­do que creer en el ho­rós­co­po. Lo que hay que hacer es echar­le un par y aca­rrear con lo que toque.

Un comentario en “PATRAÑAS DEL DESTINO

  1. CIUDAD PERICO dijo:

    Bueno, bueno, quizás tengas razón, claro que tenemos que currarnos un poco nuestro destino, pero creo que hay cosas sobre las que no tenemos el control, queramos o no, hay multitud de factores sobre los que no tenemos el control y que nos pueden condicionar nuestra vida (pero la soberbia que siempre nos acompaña en los buenos momentos nos puede hacer pensar lo contrario).
    Todo esto no significa que tenga que creer en los elfos, los hados, los druidas, los chacras, la conjunción de Jupiter con Saturno, etc.
    Con relación a lo de buscar pareja, humildemente pienso que las novias NO se buscan, llegan o no llegan, como la lluvia (y yo hace bastante tiempo que sufro una penosa sequía).
    Hace unos días una joven de unos 19 años se encontraba sentada en un banco delante de un edificio de viviendas en Cádiz, el típico tópico bloque de viviendas de cualquier barrio de España, mientras esperaba a un amigo, una espléndida losa de marmol blanco de unos 35 KG de peso se desprendió de la fachada del edificion que tenía delante e impactó en la cabeza de la chica, por la forma en la que impactó en la cabeza milagrosamente sólo le produjo una pequeña herida y una conmoción cerebral leve, es posible que esta chica tenga una opinión distinta a la tuya en relación a la existencia o no del destino (o del azar, llámalo como quieras), yo desde luego sí que tengo una opinión distinta a la tuya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s