BANKIA

Con este escueto título, hoy trataremos de analizar la acción de moda en el mercado español. Y es que este valor, relativamente novato, es el protagonista indiscutible después de su parcial nacionalización hace apenas unos días. A esto se suma su comportamiento volátil al son de rumores que van apareciendo.
La integración de siete cajas de ahorros, entre ellas Caja Madrid y Bancaja, dio lugar aBankia. Una entidad que se posicionaba como la tercera a nivel estatal en activos. Pero no es oro todo lo que reluce, y enseguida aparecieron las dudas. Su elevada exposición inmobiliaria y la debilidad del sector bancario español, fueron los primeros síntomas de debilidad, con una morosidad del 8% a finales del pasado ejercicio, se anticipaba una difícil tarea, las necesidades de saneamiento se calculaban en 5.000 millones de euros (3 euros por acción).
Las primeras medidas fueron la venta de activos, sus participadas empezaron a sufrir los efectos. BME fue la primera, el banco de Rato vendía el 4’2% que poseía de la empresa de intermediación bursátil. Aunque se trataba de una operación de poco calado, reportó una plusvalía de 8 millones de euros (0’01 euros por acción), siendo el montante total de la operación de 70 millones de euros.
Luego le toco el turno a Mapfre, Bankia quiso hacer caja con la venta del 10’36% que poseía de Mapfre América, las plusvalías en este caso eran de 100 millones (antes de impuestos), lo que se traducía en 0’06 euros por acción.
Al mismo tiempo llevaba a cabo un proceso de recompra de emisiones de deuda subordinada, donde rascaba unos 95 millones aproximadamente. Todo esto a ojos de buen analista solo significaba una cosa: dificultades en la solvencia de la entidad. Ademas la oferta de canje de preferentes hacía aún más si cabe, poco atractiva esta acción.
Con todo llegó lo inevitable, la nacionalización por parte del Estado, el Gobierno intervino en la entidad mediante su matriz BFA, pasando a controlar el 45% de su capital, y cambiando la composición de la directiva, empezando por invitar a salir al antiguo presidente de la entidad: Rodrigo Rato.
El FROB que se había hecho con participaciones preferentes por valor de 4.465 millones de euros, en diciembre de 2010 para inyectar fondos en la fusión, hacía una conversión para quedarse con el 100% de BFA y por tanto el 45% que comentaba de Bankia.
Con la entrada del Estado en el capital de la entidad, no solo se pone de manifiesto los problemas por los que atraviesa el banco, sino que a más, crea un efecto dilutivo, en el cual los antiguos accionistas salen totalmente perjudicados. Esto llevó a la accióna perder en bolsa, practicamente la mitad de su valor.
Gráfico de la cotización de Bankia:
Las consecuencias para el inversor ya las ven el gráfico anterior, de una salida a bolsa a 3’75 euros el verano pasado a 1’80 euros en el rebote de hoy. Hay que decir que estas acciones, supongo que fueron colocadas por las oficinas, y que cualquier buen inversor no debería haber invertido en una acción de elevado riesgo y en un sector en dificultad y puesto en entredicho.
Para los clientes y suscriptores de sus fondos, la entrada del Estado, les aporta seguridad y solvencia. El plan de saneamiento y la nueva dirección deberían cambiar el rumbo, por lo que mientras no se disponga de una cantidad mayor a los 100.000 euros por titular no deberían preocuparse. Los que tienen fondos, de la gestora, tampoco tienen que preocuparse ya que en caso de quiebra de la gestora, el dinero lo tiene la depositaría a nombre del cliente (participe).
Para los que tenemos deudas con esta entidad (yo tengo la hipoteca), nada cambia, seguimos siendo acreedores, y tendríamos que hacer frente a las deudas.
Aquellos que posean acciones de participadas: Mapfre, IAG, NH Hoteles, Metrovacesa, Realia, Deoleo, Indra o Iberdrola. Pueden ver como Bankia se desprende de sus participaciones industriales en estas entidades, para reforzar su balance, como hemos visto antes que hizo en su momento. Toda la participación esta valorada en unos 3.000 millones de euros.
Para el final me reservo unas reflexiones:
– ¿a actuado bien la CNMV en el proceso?
– Miguel Angel Fernandez Ordoñez, presidente del Banco de España, ¿tiene que asumir alguna responsabilidad?
– Han actuado con engaño, sacando a bolsa con una OPV, una empresa que no tenía las cuentas auditadas?
A mi, son muchos los interrogantes que se me plantean, estoy seguro que al inversor, muchos más. Dejo aquí este repaso, ya que si una cosa no haré es augurar lo que pasará, ya que eso, solo lo dirá el tiempo, de pitonisos esta la red llena.
ROGER VILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s