Phidelium, un nuevo club de fidelización de clientes a través de teléfonos inteligentes

Fidelizar a un gran número de clientes se ha convertido en el sueño de toda empresa. Desde tarjetas que acumulan puntos por compras hasta ofertas extremas en páginas de descuentos, los comercios han explorado todas las fórmulas tradicionales que ahora se han visto desbordadas por la popularidad de las nuevas tecnologías y las redes sociales. La compañía valenciana Phidelium Club se han aproximado a esta nueva tendencia con una apllicación para smartphones que persigue mantener fiel al público de los comercios.

De izquierda a derecha, Rafael Codoñer y el resto del equipo

Los establecimientos que se unan a Phidelium Club tendrán un código QR, como un código de barras que acumula información, en el que podrán integrar ofertas y descuentos. El cliente, a través de la aplicación de Phidelium, podrá capturar este código y acumular puntos cada vez que realice una compra. A la vuelta al comercio, y por el mismo proceso, se descontarán los puntos que se canjearán por descuentos. A través de un sistema de geolocalización, al abrir la aplicación podrá saber qué establecimientos de la zona pertenecen a Phidelium y qué tipo de descuentos ofrecen. “En vez de hacer un descuento agresivo, les regalas dinero y se lo metes en el monedero”, así describeRafael Codoñer, miembro del equipo, la función de este nuevo sistema.

“Hay una necesidad real en el mercado de fidelizar a los clientes” explica Codoñer, quien se ha dedicado al comercio minorista gran parte de su vida laboral. De ahí surge la idea. “Al final acumulas un montón de tarjetas, se pierden, se rayan, el móvil siempre se lleva encima”. Este modelo de fidelizar es apto para todo tipo de negocio, desde pubs y bares hasta tiendas de electrodomésticos o ropa.

Código QR

Tampoco importa la tecnología de la que disponga, tenga una simple caja registradora o cree un software propio. Este miembro explica como la característica multisectorial del método permite que pequeños comercios puedan utilizarlo, simplemente tendrán que tener un papel con el código QR que les facilitará Phidelium y sacarlo cada vez que un cliente con la aplicación en el smartphone realice la compra. Actualmente, se encuentran desarrollando la posibilidad de integrar estos códigos en los propios tickets de las empresas para que el usuario pueda realizar la captura en el momento que desee.

La aplicación es gratuita para los usuarios y se podrá descargar a partir de septiembre, la forma de rentabilizarla será cobrar una suma de dinero a los establecimientos que se unan. “Es un sistema recurrente y muy rentable, para la pequeña inversión que hace el comercio le va retornar más beneficio” explica Codoñer. Actualmente unos 30 establecimientos están interesados en el producto y se encuentran estudiando la posibilidad de integrarlo. Codoñer cuenta que la mayoría se han mostrado interesados en integrar este sistema a sus negocios, entre ellos la cadena de electrodomésticos Milar, quien ha considerado que esta aplicación puede ayudar a fidelizar al público más joven.

Por el momento se están integrando establecimientos de Valencia, pero pretende dar el salto a Madrid y Barcelona como paso previo a llevar este producto por todo el país. Actualmente se encuentran pidiendo ayudas para poder financiar la expansión de la aplicación, de momento el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ya les ha concedido una línea de crédito. También se mueven por distinto foros de inversión. “Hay un boom de las start ups y de las nuevas tecnologías, muchas fuentes de capital buscan inversiones de este tipo” explica Codoñer.

UNA VUELTA DE TUERCA A LOS CÓDIGOS QR

Hasta el momento, los códigos QR han sido utilizados para campañas publicitarias por grandes empresas pero sin una gran utilidad aparente. En muchas ocasiones solo los muestran para aparentar un atractivo tecnológico y lo único que pretende la captura del código por parte del usuario es tener como destino el enlace con la página web de quien pretende publicitarse. “Hasta ahora el marketing de los códigos QR queda un poco corto” apunta Codoñer. Phidelium le da una vuelta más y propone una utilidad para el empresario y el cliente. Este miembro hace referencia a la utilización de estos códigos en Japón, mucho más explotados que en España. Cuenta como hay tiendas que lo incorporan en sus fachadas y cuando reciben la luz del sol en una hora concreta se activan y ofrecen descuentos a los clientes que lo capturen en ese preciso momento.

DE BUSINESS BOOSTER AL MERCADO

Esta aplicación tecnológica fue una de las elegidas por el “acelerador de empresas” valenciano Business Booster. Entre más de 150 proyectos presentados en la primera edición fue uno de los siete seleccionados para su desarrollo. “Tienes una idea, pones un equipo y partir de ahí ellos te apoyan con el plan de negocios, te ayudan a encontrar soporte financiero y vas construyendo tu proyecto” explica Codoñer.

La aplicación que ganó ese concurso no era la que se ha acabado formando. El proyecto inicial era captar negocios con ofertas y no realizar descuentos, que los usuarios fueran encontrando estas ofertas y comprándolas con el móvil. “Era una especie de Groupon móvil” explica. Pero se dieron cuenta que los comercios estaban cansados de este sistema y decidieron cambiar de rumbo. “En Businees Booster nos mentalizaron de que era posible que tuviéramos que tomar decisiones y modificar la idea inicial”,apunta Codoñer.

VALENCIAPLAZA.COM

Un comentario en “Phidelium, un nuevo club de fidelización de clientes a través de teléfonos inteligentes

  1. CIUDAD PERICO dijo:

    No existe mejor fidelización que ofrecer un buen producto a un buen precio, todavía muchos comercios se piensan que esto es Mónaco y ahora mismo estamos más cerca de Rumanía (ya quisieramos tener la tasa de desempleo de Rumanía). Conozco comercios en zonas de la geografía española, con altísimas tasas de desempleo, que ofreciendo puntuales campañas de descuentos en muebles chulísimos tienen mucho éxito (vamos que se los quitan de las manos) o la típica cadena de bricolage que recientemente realizó un viernes un descuento del 20 % en sus productos y tenían gente haciendo cola en la entrada desde las 7 de la mañana.
    Muchos comercios-comerciantes se han acostumbrado a ofrecer productos de calidad media-baja (made in china) a precios nada realistas para el poder adquisitivo y la realidad de este nuestro querido país.
    Lo del club de fidelización, pues bueno está bien pero es una filigrana 2.0, primero vamos a empezar la casa por los cimientos y luego ya nos volcamos en las filigranas.
    CADA VEZ PONE MENOS ARTÍCULOS EN ESTE BLOG LA EJECUTIVA AGRESIVA, ME VOY A TENER QUE CAMBIAR DE BLOG, IRME A OTRO SITIO A DAR LA TABARRA, QUE POQUITO TRABAJAMOS ULTIMAMENTE !!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s