¿Hacia dónde van nuestras pensiones?

Hay dos factores que hacen que nuestro sistema de pensiones no pueda seguir siendo de reparto,se decir, los jubilados del momento se repartan lo recaudado a causa de los trabajadores actuales: el envejecimiento de la población y la crisis económica tan grave que tenemos.

Me atrevería a decir que el gran problema es el envejecimiento de la población no sólo porque se consiga  una vida más larga, sino porque a su vez es mayor la proporción de personas que llegan a edades avanzadas.Además se produce un baja natalidad, con lo cual llegamos a una relación jubilados/activos muy alta.

¿Qué medidas se vislumbran como adecuadas para compensar el efecto de la inversión de la pirámide demográfica y las crisis sobre los gastos de pensiones?

-La primera medida que ya se ha planteado es elevar la edad de jubilación.

-Desvincular la subida de las pensiones del IPC. En el mejor de los casos las pensiones mantendrán poder adquisitivo, ya que se fija el tope de subida igual al IPC.

-Aplicar un factor de sostenibilidad, que a su vez supone tener en cuenta dos cuestiones:

a) Actualizar las pensiones teniendo en cuenta los ingresos y gastos de la seguridad social de ese año.

b) Ajustar las pensiones de quienes se jubilan en función de la esperanza de vida en ese mismo momento de jubilarse.

Como consecuencia de estas proposiciones podemos empezar a acostumbrarnos a que las pensiones pierdan capacidad de compra cada año próximo.

Los principales paganos de la crisis actual y de la inversión de la pirámide de población serán los jubilados a través de varios mecanismos:

1º- La propia pensión que perderá capacidad de compra.

2º- El engaño de la banca con las preferentes y subordinadas, ya que la mayoría son personas mayores.

3º- El control del pago de intereses a los depósitos bancarios mediante un acuerdo incitado por el Banco de España.Recordemos que los grandes ahorradores son las personas mayores.

4º- Muchos de los parados actuales están sustentados por personas jubiladas que tienen que hacer un esfuerzo extra.

5º- La ley de dependencia, que trataba de ayudar a las personas mayores fundamentalmente, se está quedando sólo en el nombre.

Como consecuencia de todas estas circunstancias, hoy día más que nunca, tenemos que agradecer a nuestros mayores todo el trabajo hecho durante toda una vida y su generosidad, ya que son los grandes protagonistas de que habiendo un 27% de parados no se haya producido una revuelta social.

Fuente: GurusBlog.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s