LA SENCILLEZ DEL VERANO

Si lo pensáis bien todos los veranos hacemos lo mismo, nos cogemos los bártulos para la piscina o para que nos tueste el sol Mediterráneo  nos hacemos un viaje o nos dirigimos a esas fiestas de los pueblos en donde todo se hace “a saco paco” o sin conocimiento.
Pero lo que queremos es sencillez por donde vamos, aire limpio, fresco, para relajarnos de la carga profesional e incluso emocional que soportamos durante el resto del año. Así que nos tumbamos en la toalla tratando de leer ese libro de 500 paginas que estamos intentado de terminar de leer durante hace 3 años y que a nosotros mismo nos decimos de este verano no pasa, o nos compramos un libro facilón algo que no nos haga pensar en exceso.
Pero hasta en la playa hay código de vestimenta y podre de aquel que no vaya en el uniforme veraniego “oficial” camiseta, bañador. y chanclas y nos dedicamos a cierta actividades deportivas jugando a las palas, a la petanca o esas partidas interminables de guiñote y que nos saca al mentiroso que hay dentro de nosotros, eso si pero despacio que estamos de vacaciones.
De ahí que para disfrutar de ello de nuestro periodo de descanso la música tiene que ser también”facilona”, esa pachangita tan nuestro, ese estilo musical que devora cualquier otro género que trate de imponerse en nuestro espacio ludico.

 

Pero también hay “categorías de paganga”, o eso me dijeron en Xert concretamente hay tres categorias: pachanga aceptable (georgie dann), pachanga hortera (king africa) y el regeton (siendo este una categoria totalmente aparte). Y es que en verano no queremos complicarnos así cuando nos gusta una “canción” solo hacemos que dar en el reloaded y volver y volver a escuchar sin parar eso sin con el cubata lleno, pero cuando sonó por sexta canción seguida cuyo estribillo rezaba letras tan profundas como “La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, danza kuduro”, o viendo esos movimientos rítmicos un tanto obscenos que van aparejados este tipo de canciones, me percate que por mucho que no queramos este genero el reggaeton ha llegado para quedarse. 
 
Solo pienso aquel verano en que triunfo esa canción pachangera total “no rompas mas mi corazón” de Coyote Dax, que pese a ser pachangera por lo menos tenia una coreografia, evitando así esos roces, que hacías sin querer totalmente 
 
Y es que tras el pachangeo total. puedo constatar y constato que ningún sudamericano puede competir con nuestro cantante autóctono español PERET

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s